Sitges te inspira y puedes redescubrirla

¿Cuando te preguntan por Sitges, en qué piensas?
¿En sus hermosas playas, donde se puede descansar y disfrutar del verano y que forman parte de la Costa de Barcelona?
¿En sus carnavales que pintan la ciudad de música y color?
¿O bien en sus festivales que atraen la mirada de medio mundo?
Para poder disfrutar de una ciudad con tanto que ofrecer, en su máximo esplendor, nosotros te ofrecemos esta pequeña guía de siete cosas que no te puedes perder cuando visites Sitges.

Queremos que lo disfrutes hasta el más mínimo detalle, por eso comenzaremos con su particular arquitectura. Con una mezcla de casas blancas, típicas de pescadores, y edificios modernistas que le dan a las calles un encanto brutal que pocas ciudades pueden imitar. Entre casas, calles y callejuelas se encuentra el Palau Maricel, un museo de arte ubicado en varias casas de pescadores agrupadas. Sin duda un lugar que no te puedes perder.

Seguimos con la iglesia de Sant Bartomeu, un edificio barroco que se alza imponente en el paseo marítimo. Subiendo sus escaleras se puede gozar de unas vistas sin igual de la ciudad y el mar que la baña. Si tienes suerte y paseas por la costa cuando el sol ya se ha puesto puedes verla iluminada coronando la ciudad.

Continuando con el arte de la ciudad está el museo del Cau Ferrat, antigua casa del artista y escritor Santiago Rusiñol, que cuenta con una colección de obras de grandes maestros como Picasso, Arcadi Mas i Fontdevila, y varias obras suyas, algunas de las cuales nunca fueron expuestas.

¿Piensas que ya conoces #Sitges? Tienes una gran oportunidad para redescubrir un precioso rincón de la #CostadeBarcelona Clic para tuitear

Para los amantes del séptimo arte, la ciudad alberga el archiconocido Sitges Film Festival. Uno de los referentes en el género de fantasía y terror. A principios de octubre durante la celebración del festival no es raro ver estrellas internacionales pasear fascinadas por las callejuelas de la ciudad.

Su carnaval es otra gran atracción turística de Sitges. Cada año, las carrozas pasean por las calles de la ciudad mientras esta se disfraza y festeja. Con los años se ha vuelto uno de los carnavales más conocidos y emblemáticos de Cataluña.

Si estás cansado siempre puedes pararte a comer en diferentes tipos de restaurants. Gracias a la gran afluencia de personas, Sitges ha desarrollado un nivel de gastronomía y restauración capaz de satisfacer y entusiasmar  los paladares más exquisitos.
Por último, y no menos importante, te recomendamos que visites sus playas. Más de 4 kilómetros de costa mediterránea donde cualquiera puede encontrar aquel momento de descanso único que andaba buscando. Pero no te quedes en la primera playa, deja que te ayudemos a descubrir mucho más de Sitges.

Dile #siaSitges, tú también.

 

Comparte este deseo:
WhatsApp Chat
Enviar